Radio

domingo, 27 de diciembre de 2015

Critica de "Star Wars: The Force Awakens"




El jueves 17 de Diciembre se estrenó a nivel mundial el tan esperado “Episodio VI”. La verdad muchas de las criticas alaban a esta película. Sin embargo, ha habido algunas personas que han salido del cine con un sentimiento de decepción, de los cuales tengo que admitir que yo soy uno de ellos. Pues claro el film está lleno de nostalgia por la trilogía original y creo que es esta nostalgia, la que ha servido como un arma de doble filo. Pero ese no es el único problema encontramos otros también vemos falla en la estructura del guion, el mal manejo de personajes y recursos reciclables. A continuación, mencionaremos estos aspectos de forma separada para de ahí hacer nuestra conclusión.


El uso forzado de la nostalgia.- 

Desde que nos mostraron en los tráiler imágenes del film, ya sabíamos que un recurso para conectar con el público mayor e iniciadores de los clubes de fans de esta saga, iba a ser el sentimiento de nostalgia. Mostrándonos el espíritu y esencia de la trilogía clásica, elemento que no hubo en las precuelas. J.J. Abrams fue consciente de que este elemento tenía que estar presenta para poder tener a nuevos fans y mantener a los antiguos, el problema recae en que uso excesivo dicho recurso. Todos aplaudimos el hecho de que muchos efectos se hayan realizado de forma clásica, en vez de recurrir a la tecnología CGI. Sin embargo, no creo que es de gran aporte reciclar elementos de las anteriores películas y en especial del “Episodio IV: Una nueva esperanza”. Más bien este es un grave error,  ya que nos hace sentir como si estuviéramos viendo un remake del Episodio IV, lo cual disminuye el significado de este film para toda la saga y hace que el espectador se aleje de la historia. Dicho reciclaje o reutilización de diálogos y situaciones del Episodio IV lo encontramos  en varias partes de la película: (AVISO DE SPOLIER) El escape de BB-8, con datos que busca La Primera Orden, semejanza del escape de R2-D2  con los planos de la estrella de la muerte. Otro momento que nos recuerda la película es cuando Rey y Finn escapan con el Millenium Falcon, y Finn tiene que utilizar el cañones para derribar a las naves enemigas, al mismo modo e inclusive con el mismo dialogo que Luke utiliza en el episodio IV, cuando rescatan a la princesa Leia de la estrella de la muerte. Y para finalizar estos ejemplos tenemos el amar de destrucción masiva, una versión ultra mejorada de la estrella de la muerte. (AVISO DE SPOLIER).  


Mal manejo de personajes.-

Es cierto que podemos  afirmar que el personaje de Rey (Daisy Ridley) es espectacular y un gran acierto para la saga. Con una protagonista mujer que es casi perfecta, muchas mujeres que le gusta Star Wars  podrán encontrar en ella a su gran heroína, y nosotros los hombre es casi imposible que no nos podamos enamorar de ella, ya que tiene grandes atributos: es inteligente, sabe reparar naves y pilotearlas de forma magistral, sabe pelear y sobre todo sabe usar la fuerza. Sin embargo, los demás personajes están pésimamente mal presentados.

El personaje de Finn interpretado por John Boyega, un stromtrooper desertor, quien quiere huir de la guerra demuestra su valentía durante el desarrollo de la película. Lamentablemente esto se pierde, ya que  Finn llega a ser el damiselo en apuros, quien es rescatado en más de una ocasión por nuestra heroína. Se entiende que en esta película se quiere resaltar las bondades de la heroína contra su coprotagonista, pero llegar a convertir a Finn  en un casi inútil durante todo la película llega a ser molesto.

Por el lado de los villanos tenemos a Kylo Ren (Adam Driver), personaje que admira tanto a Darth Vader, que trata de imitarlo pero sin éxito. Lo que sucede con este personaje es algo un tanto difícil de explicar, ya que creo que la evolución del personaje se notara en el siguiente episodio. A diferencia de Vader que cuando se molestaba mataba a sus subalternos de forma fría cuando estos le fallaban, kylo Ren entra en una rabieta de niño, rompiendo todo lo que tiene a su alcance con su sable láser, haciendo al el personaje en un ser odioso. Algo que me molesto mucho fue ver la involución de los poderes de Kylo. Al iniciar la película vemos como él detiene el rayo de un blaste con tan solo el poder de la fuerza. Hazaña que no vuelve a repetir e incluso (AVISO DE SPOLIER) llega a ser derrotado en más de una ocasión por una debutante en la fuerza, me refiero a Rey  (AVISO DE SPOLIER). Sin embargo, este tratamiento del personaje, pueda darse para ver su evolución en el transcurso de las siguientes entregas, por lo cual habrá que ver que nos depara la gente de Disney. Bueno y para concluir sobre los personaje podemos mencionar a la gran decepción de la película, la cual es  la Capitán  Phasma, simplemente un stromtrooper cromado. Por todo esto  podría afirmar a que “El Despertar de la Fuerza” se pelaría el titulo con “Episodio I: La Amenaza Fantasma” de ser el film con los peores personajes de toda la saga de Star Wars.



Pésima estructura del Guion.-   

Siempre he mencionado que el pilar fundamental de una película es el guion, sin el debido  cuidado en su elaboración la historia cae derrumbada. Lamentablemente vemos que en esta película hubo problemas de ritmo y de estructura, el cual nos da un argumento un tanto predecible y que para colmo nos trae un gran vacío contextual, evitando que nos podamos conectar con el film y quitando el gran factor de sorpresa que hemos tenido durante las trilogías clásicas. Nos revelan muy deprecia algunos hechos, que muchos quisiéramos no saber, y a su vez  por el problema de la falta de contextualización y de ritmo otras más importantes se quedan sin explicación, como el origen de La Primera Orden. ¿De donde apareció y como llego a tener más poder que La República?, o (AVISO DE SPOLIER) ¿Cómo Rey sabe utilizar la fuerza , si nunca tuvo entrenamiento? (AVISO DE SPOLIER).

En conclusión “Star Wars: El amanecer de la Fuerza”  llega a ser una película entretenida, pero se queda en eso entretenida, “sin ton ni son”. Más bien uno sale de la función con un sentimiento de decepción. Sin embargo, esta es la primera película de una nueva trilogía que nos cuenta una nueva historia, por lo cual no se puede juzgar ni criticar fuera del contexto de las otras dos futuras entregas. Por lo cual deberemos de esperar a la próximas películas producidas por Disney para ver si esta pieza del rompecabezas está bien o mala.


Publicar un comentario

AdSense