Radio

sábado, 3 de agosto de 2013

Critica de "Wolverine Inmortal"



El pasado jueves, el mutante favorito de la franquicia de los X-Men volvió a las salas de cine con su película independiente “Wolverine inmortal”, la cual transcurre luego de los hechos de “X-Men la batalla final”. Y como no puede ser la excepción, aquí les traemos la crítica del film.

El film lo podríamos separarlo en 3 actos, el primero es donde vemos a un ermitaño  Logan de pelo largo y con barba, que es encontrado por una joven llamada Yukio, quien lo convence de viajar a Japón, para que un veterano japonés de la 2ª Guerra Mundial, llamado Yashida, pueda agradecerle por haber salvado su vida. El 2º acto se da cuando Logan se esconde con Mariko, nieta de Yashida, después de que intentaran raptarla en el funeral de su abuelo. Y el 3º acto se da como, es costumbre en estas películas, en el enfrentamiento final del film.

Sin duda alguna esta película supera con creces a “X-Men Origins Wolverine”, teniendo muy buenos momentos, pero a su vez tampoco fue perfecta. Aunque el guion fue bueno, creo que tuvo algunos problemas y como es de costumbre cierran algunos cabos de forma simple al final de la película, como es la participación de Viper en el film. Uno cree que ella tendrá un gran conflicto con Wolverine, pero resulta que no, y lo resuelven con 2 diálogos muy sencillos. También la película llega ser un poco predecible (incluso para los que no han leído los comics), tan solo diré que está relacionado  con el villano final, The Silver Samurái. Pero al mismo tiempo han realizado una adaptación libre del comic escrito  Chris Claremont, pues el film y el comic tienen muchas semejanzas pero también hay muchos elementos que las difiere, por lo cual creo que es una buena adaptación, ya que cogieron otros elementos e introdujeron al universo cinematográfico de los X-Men.

En cuestión de visual la película supera a su antecesora, con mejores planos y un mayor cuidado visual, cabe destacar que las escenas de pelea, son más agiles y vemos un Huck Jackman, mas entrenado, y no me refiero solamente en su físico, si no en la destreza de movimientos para las escenas de pelea. La coreografía durante los enfrentamientos (tal vez por tratarse de samuráis y ninjas), se ve con mayor estética que las anteriores. Otro punto a rescatar del film es que este se grabó en Australia. Sin embargo, el trabajo de producción pudo crear una ambientación haciéndonos creer que estamos en Japón, lo cual es admirable teniendo en cuenta las diferencias arquitectónicas de ambos países.

Otro punto de vista que me gusto fue la psicología que tiene el personaje de Wolverine. Logan al iniciar el filme, dice que no quiere pelear mas  ni herir a nadie. Sin embargo, en cada momento que vemos a un ser siendo abusado, salta la personalidad del mutante por proteger al indefenso. Es muy común en los seres humanos, que cuando queremos cambiar de conducta nuestra personalidad o forma de ser les ganan a  nuestros deseos. Lo mismo pasa con Logan, dice que no quiere pelear más, pero se ve metido en una lucha que no es suya  para proteger a Mariko.

Las coprotagonistas también resultan de gran agrado. En “Wolverine inmortal”, podemos ver que el querido mutante tiene 3 relaciones muy importantes, la primera es con Yukio, la joven que busca a Wolverine por encargo del maestro Yashida. Yukio es una gran peleadora, que acompaña a Logan en la lucha, quitándole el habito de ser solitario, puesto que ambos formaran una gran dupla durante el film. Después tenemos al fantasma de Jean Grey,  la cual en vez de parecer un bonito recuerdo, resulta ser un gran trauma para Wolverine, llegar a atormentarlo en pesadillas. Las interacciones de Jean y Logan son un buen recurso del film, donde se puede ver los conflictos internos de Logan entre querer ayudar a Mariko y el de dejar de pelear. Para finalizar tenemos a Mariko, la joven que Logan protegerá y  quien a su vez ayuda a Wolverine a aceptar su forma de ser quitando el remordimiento ante la lucha. Algo que me gustó mucho fue como Mariko encara al fantasma de Jean, preguntándole a Logan más de una ocasión “¿Quién es Jean?”.

A diferencia de las otras películas de la saga mutante en esta notamos que la continuidad ha sido respetada, recordemos que “X-Men First Class” con X-Men Origins: Wolverine “y con la primera trilogía de “X-Men”, hay algunas incoherencias como la introducción de Emma Frost en las dos primeras mencionadas, y la participación de los Summers, en “First Class” y la primera trilogía. En cambio aquí no notamos algún problema de continuidad. A lo sumo me hubiera gustado que tocaran un poco más el tema de la amnesia de Logan. Recordemos que Wolverine después de su participación en Arma X, pierde la memoria, entonces  pudieron haber jugado un poco más el hecho de que Logan no recuerde bien a Yashida. Y también me hubiera gustado ver la sorpresa de Wolverine cuando sucede algo al final del enfrentamiento principal (no diré que es para no arruinarles la película).

Con todo lo anterior solo puedo decir que esta no es la película que alza al personaje a su máxima potencia, pero si le hace justicia a Wolverine. 


AdSense